Abraza la Noche
Bienvenidos a Abraza la noche. Para empezar nuestra aventura, regístrate, preséntate y participa de las actividades del foro dedicado a aquel divino placer: Leer

Fic sobre la Hermandad de la Daga Negra "Hija de la luna"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fic sobre la Hermandad de la Daga Negra "Hija de la luna"

Mensaje por krysta el Sáb Sep 04, 2010 9:47 pm

Bueno, aqui me animo y os expongo un relato sobre una historia paralela inventada por mi, a ver que os parece, por supuesto todos los personajes pertenecen a J.R. Ward excepto el personaje de Selene, que es obra mia, os pongo los primeros episodios que he escrito, si os gusta, escribire mas... un beso a todas.

HIJA DE LA LUNA

CAPITULO 1

-¡Zsadist!, ¡es la ultima vez que te advierto¡ para que narices tienes un móvil?, no puedes ausentarte 3 días y no decir tu ubicación… ¡y sin ni siquiera contestar las llamadas! ¡¿Te has creído que estas por encima de las normas?¡ Ni lo sueñes hermano…
-Wrath estaba realmente fuera de si… su eco resonaba en toda la mansión… Z se había pasado esta vez de la raya… Phury lo miraba inquieto, Vishous negaba con la cabeza baja en señal de desaprobación, los otros permanecían en silencio.
Zsadist estaba ausente mientras el Rey lo encaraba, no parecia estar afectado en lo mas mínimo por la grave reprimenda, quería irse a su habitación pero darle la espalda a Wrath no era una opción, ni siquiera para Z… Phury observaba a su gemelo perplejo, leyendo sus pensamientos, si Z hacia algo aun mas estupido como no pedir disculpas estaría jodido, llevaba días sin dar señales de vida y ahora aparecía como si nada y no daba explicaciones.
-Zsadist, ¿donde coño has estado?. Responde ahora o largate de nuevo ¿me oyes?, ¡has colmado mi paciencia!. -ladró Wrath.
-Me quede sin móvil, el cacharro no funcionaba y he estado … de viaje, siento no haber llamado pero las cosas se me complicaron, pido disculpas mi señor, no volverá a ocurrir. -Puedes estar seguro de ello mi hermano, -gruño entre dientes el Rey -He terminado las contemplaciones contigo, a partir de ahora vivirás según las reglas igual que todos, te ceñirás al reglamento ¿me has oído?, no volverás a salir solo a luchar, iras de patrulla con los demás cuando te toque y me darás informes de todo, ¿esta claro? -Estaba muy claro, era un ultimátum. Zsadist asintió tras un largo rato, el ambiente se cortaba…entonces todos respiraron aliviados. -Fin de esta conversación, ¡vete de mi vista! ¡largo! grito Wrath. Z se limito a darse media vuelta y subir las escaleras rápido hacia su cuarto, exhausto y cabizbajo, Phury lo seguía de cerca.
Cuando Z llego a la puerta de su habitación, su hermano lo freno: -Hermano espera, por favor, ¿estas bien? ¿Qué te ha ocurrido? -Ahora no Phury, ya he contestado bastante ¿no crees?. Phury estallo,-¡Una mierda! ¡¿Donde has estado?! ¡Respondeme si te queda algo de decencia!, ¡¿tienes idea de lo que he pasado buscándote?! -No lo recuerdo hermano…, respondió templado Z,- solo se que no pude alimentarme a tiempo del amanecer y me arrastre hasta un bosque cercano a donde estaba, he estado allí hasta entonces, “conseguí” una senderista que me dio el boleto de vuelta , ¿contento? -Joder Z, no puedes seguir así, debes alimentarte de una de las nuestras, si estas en los huesos por Dios.- Phury, deja que yo cuide de mi ¿OK?, antes de que Phury pudiera replicar, su gemelo le había pegado con la puerta en las narices.

CAPITULO 2

Un golpeteo sonó en la puerta, martilleando la cabeza de Zsadist, -¡eh tío, despierta!, nos marchamos en 10. No sabia cuanto tiempo había pasado, le parecía que minutos, pero en realidad el reloj decía que varias horas, se levantó y se metió en la ducha con agua helada, acto seguido se vistió y se armó deprisa, ya estaba en el hall cuando los otros aparecieron.-Z, tu iras con Phury y John esta noche ¿OK?. Dijo Vishous, -yo iré con Butch y Rhage al puerto, he recibido noticias de movimiento por allí, nos veremos a las 4 en el ZeroSum.
Zsadist, Phury y John asintieron y se pusieron en marcha hacia el todoterreno en silencio, al poco rato estaban en los callejones de la avenida vigilando. John observaba atento los movimientos de los hermanos, llevaba poco tiempo patrullando, y también hacia poco tiempo desde su transición, así que se sentía como un niño con niñeras, jamás lo dejaban adentrarse en una lucha, no estaba preparado. Salvo que el se sentía con ganas de demostrar su valía y estaba decidido a pasar de las advertencias sobre no intervenir. Llevaban aproximadamente hora y media en silencio y no habían encontrado ni un indicio de Lessers aun, estaban impacientes, John podía notarlo en sus caras.-Menuda mierda, ¿donde carajo se han metido esos cabrones?-¡,Espero k los demás hayan tenido mas suerte. exclamo Zsadist.
Hacia frió y John sentía una urgente necesidad biológica. Sacó su blog, -Voy al callejón a mear. Y no puedo hacerlo si hay alguien conmigo ¿OK?. Phury lo leyó y asintió pensativo, - Tienes 2 minutos. John se apresuro a la oscuridad del callejón, dejando a los hermanos atrás. Menuda noche mas aburrida, ni siquiera había conversación, pensó en el demacrado aspecto de Zsadist y se pregunto como aquel tipo podía mantenerse en pie.
Sumido en sus pensamientos no se percato de las presencias que había a varios metros delante de el hasta que lo olio, ese olor dulzor a talco de bebe… Lessers. -¡Mierda!, exclamo sin sonido, se subió la bragueta y se aproximo a ellos despacio, estaban distraídos hablando entre ellos bajo, John pensó que era su oportunidad de valerse por si mismo, demostrar que ya no era una nenaza… y saltó.
Cayo fulminate sobre uno de ellos golpeándolo con dureza en la cabeza, aprovechando el factor sorpresa clavo un cuchillo en el cuello del individuo, el cual grito fuertemente, los otros dos no respondieron ante el ataque sorpresa y aun no habían reaccionado cuando John se abalanzo sobre el segundo. -¿Lo estoy haciendo? pensaba,- ¡Joder, lo estoy haciendo!. No llego demasiado lejos cuando el tercer lesser le golpeó por la espalda haciéndolo caer de boca, el segundo lo agarro de las piernas y lo patearon fuertemente en las costillas, el lesser herido aullaba de dolor con un corte profundo en la yugular… pero no había sido suficiente ¿verdad?. John la había cagado y bien, esperaba por su bien que los hermanos llegaran pronto, porque estos lessers no pensaban en secuestrarlo precisamente. Una patada golpeo la mandíbula de John oyéndose un chasquido seco, otra golpeo su pecho dejándolo sin respiración, y otras les siguieron por todo el cuerpo mientras el lesser herido lo inmovilizaba por los brazos, hasta que oyó el clic de un calibre 45 cargado y sintió como se clavaba en su sien, John cerro los ojos incapaz de revolverse cuando escucho el disparo.




CAPITULO 3

No había sentido nada, pensó que había sido rápido, salvo que algo no encajaba, podía abrir los ojos y le dolía todo el cuerpo. No, no estaba en el Fade, estaba en el suelo.
La pistola dejó de apuntarle y escucho el sonido de un cuerpo desplomarse en el suelo. El disparo no había sido para el, alguien había abatido a aquel tipo, John giro la cabeza en la dirección del sonido y la vio, una sombra se cernía sobre el lesser rápidamente y lo apuñalaba en el corazón, un destello de luz breve y el tipo desapareció. -¡Pero que diablos!, ¿de donde…?. Exclamo el otro lesser, cuando la sombra lo golpeo duramente haciéndolo caer de espaldas. Otro destello. El otro lesser herido se movía como un animal acorralado de un lado a otro sin saber que ocurría cuando una voz femenina exclamo: -¡Cállate!, me dais dolor de cabeza, tu serás el mas fácil blanquito… la mujer se abalanzo sobre el mordiéndolo ferozmente en la herida. El tipo sangraba profusamente un liquido negro y maloliente, Ella se giro hacia John, -¡Eh tu!¿estas bien? Tranquilo chico, todo ha terminad… A John no le dio tiempo a advertirla, solo señalar con la mano, todo ocurrió en un instante, ella se giró hacia el lesser que empuñaba el calibre y le disparo a bocajarro en el estómago, la mujer cayó sobre su espalda. El tipo hizo ademán de levantarse para huir cuando unas manos lo alcanzaron quebrando su espalda como una rama seca. Zsadist. No tardo en partir los brazos y las piernas del tipo con mortal precisión. A continuación clavo su daga en el corazón del lesser, enviándolo de vuelta al Omega. -¡¿Que demonios pasa aquí?!, La conciencia de John iba y venia a placer, lo ultimo que vio antes de desmayarse por el dolor fue un rostro angelical vestido de cuero negro tendido en el asfalto a su lado.




CAPITULO 4

-¡Despierta chico!, vamos hombre. John no sabia de donde venia esa voz, la escuchaba lejana. -Vamos John, abre los ojos, otra voz, esta vez femenina, calida, lo devolvía a la realidad, abrió los ojos lentamente cegado por la luz de un fluorescente y vio el dulce rostro de la doctora Jane. Estaba a salvo, estaba vivo. Intento levantarse para buscar su blog, pero sus brazos y sus piernas no eran suyos, realmente debía de tener un aspecto horrible, porque así se sentía. Al otro lado, Vishous se acercaba con una libreta y un lápiz. -Tranquilo chico, relájate y explícanos que ha pasado. John se puso nervioso y como pudo agarró la libreta. Escribió torpemente lo único en lo que podía pensar:-¿Donde esta ella? ¿Esta bien? ¿Era … real? Jane sonrió; -Si John, muy real, la trajeron aquí, esta bien, extrajimos la bala y esta estable. -Me ha salvado la vida, escribió. -Siento haberme portado como un estupido, admitió. -Si, no vuelvas a hacerte el valiente de acuerdo? Casi hacen puré contigo; exclamó Vishous. John, realmente arrepentido, cansado y dolorido, respiro aliviado al saber que esa chica cara-de-ángel estaba viva y era real, se dejo vencer por el sueño y se quedó dormido.
Phury estaba pensativo junto a la mujer. Pensaba en lo ocurrido y lo repasaba en su mente, ¿era realmente posible que aquella chica de aspecto indefenso hubiera acabado con dos lessers tan fácilmente? Se detuvo a mirarla detenidamente, separando el largo cabello oscuro de su rostro… Dios, era muy hermosa, realmente hermosa, hipnótica.
Un golpe lo saco rápidamente de sus pensamientos, Zsadist estaba en el umbral de la puerta,- ¿Tu has visto que arsenal llevaba? -Creo que me voy a quedar estos puñales; exclamo divertido. -Deja eso Z, ¿ella esta viva sabes? Z asintió señalando con la cabeza a la chica; -No por mucho si no se alimenta. Phury respondió, -Casi no esta consciente, y cuando lo hemos intentado se ha negado a recibir sangre. -¿Le has ofrecido tu vena hermano? ¿Por que?, Zsadist estaba confundido. -Ha salvado la vida de John, merece ser alimentada ¿no crees?, pregunto Phury. - Aun no sabemos ni quien es ni de donde ha salido. -Bueno, no es asunto mío, dijo Zsadist marchándose de la sala.



CAPITULO 5

Dos días habían pasado desde el ataque y John ya estaba casi recuperado, una costilla y el labio rotos, una batallita para contar en clase a sus amigos, pero lo mas duro habían sido la broncas de Wrath y de Tohr. Estuvo visitando regularmente a cara-de-ángel esperando que recobrase el conocimiento impaciente, pero no había sido así, ella descansaba ahora en una habitación, sumida en un profundo sueño del que no parecía despertar, o no quería. John estuvo un rato a su lado observándola, luego se marcho a su habitación a descansar, se sentía impotente.

Zsadist no podía dormir, el hambre pinchaba fuerte y la sed aun más. Una excursionista extraviada no era suficiente, quizás había llegado la hora de alimentarse en serio, aunque odiaba la sola idea sabia que de otra forma acabaría siendo herido. Tendido sobre las mantas en el suelo oyó unos leves sollozos en el silencio del día, ahora todos dormían. Se levanto y se dirigió confuso hacia el origen del ruido, se puso unos pantalones y salió de su habitación, Ahora el sonido era mas claro, sollozos femeninos que provenían de una habitación cercana; -La hembra guerrera. Pensó Zsadist, y sin saber por qué se dirigió donde estaba ella.
Cuando entro en la habitación los sonidos se hicieron mas fuertes, un llanto leve y ahogado, Zsadist se acerco mas a la mujer, allí estaba, tendida, semiinconsciente y débil, parecía tener un mal sueño, Z reparó aun mas en ella, se dio cuenta al verla a la luz de una vela de que era algo muy frágil y bello, demasiado. sintió el extraño impulso de acercarse más, mas cerca. Ella estaba moviéndose inquieta con el rostro compungido, y sus pequeños colmillos salían a la superficie clamando beber. Estaba realmente débil, si no se alimentaba pronto… Zsadist sintió algo raro en su interior, estaba sorprendido e hipnotizado con aquella visión, también sentía excitación. Sin saber como se encontraba sentado en la cama observando a aquella hembra, cautivado por su belleza y fragilidad, entonces sin pensar, mordió su muñeca y la puso sobre los labios de ella, sin esperar respuesta.

Ella no quería alimento de nadie, ¿por que iba a beber de tu sangre corrompida? pensó. Entonces ocurrió, ella entreabrió los ojos y respondió a su necesidad, comenzó a tomar la vena de Zsadist, al principio suavemente, pero luego a grandes succiones. El sintió algo inesperado, ¿algo…agradable? ¡Demonios! ni siquiera sabía que hacia allí, ¿realmente estaba alimentando a aquella hembra? ¿Se le estaba yendo la cabeza? Salvo que no podía apartar su muñeca de sus labios, el color volvía a las mejillas de ella rápidamente. Ya no sollozaba, y cuando estuvo saciada emitió un suave gemido de placer, algo que excito a Zsadist como jamás hubiera imaginado, ¿Qué le estaba ocurriendo? Aquella hembra era sin lugar a dudas, su Pyrocant. No había otra explicación, el jamás se excitaba con una mujer a no ser que hubiera violencia y miedo, excepto en ese instante. Ella abrió los ojos, unos increíbles ojos grises brillantes se posaron en Zsadist, ojos diamantinos...





CAPITULO 6

Z se disponía a abandonar a toda prisa la habitación, asumiendo que jamás volvería a acercarse a esa mujer cuando se quedo clavado en el suelo; - No te vayas, por favor, vuelve. Exclamó la hembra. Esa voz lo dejo sin aliento, tan dulce, tan preciosa.
Zsadist contestó sin girarse:- No creo que quieras que me quede, mujer. Mejor duerme. Ella respondió; - Déjame verte, me has alimentado y quiero agradecértelo.
El se giro hacia ella esperando su lógica reacción al ver su aspecto, pero ella no se inmuto. Se acerco a ella y se sentó a su lado, al instante ella le rozo la cara con su mano, Z no se movió, a pesar de que odiaba ser tocado. Ella aproximo su cara a la de el lentamente, cuando de repente poso sus labios en los de el besándolo tiernamente. Zsadist respondió bruscamente apartándose, -No me toques, jamás. Exclamó sin convicción, y salio huyendo de la habitación sorprendido de si mismo por lo que estaba sintiendo, algo extraño, calido, deseaba fervientemente volver a aquel dormitorio, pero no lo hizo. Esa voz, dulce… Se obligó a volver a su habitación con una gran erección en sus pantalones, sin saber que era lo que le ocurría… y no dejó de pensar en ella hasta la noche siguiente…
avatar
krysta
Empiezas a volar

Femenino Mensajes : 131
Fecha de inscripción : 18/07/2010
Localización : En la oscuridad...
Empleo /Ocio : Ayudando a matasanos...

Personaje Rol
Nombre:
Características Psicológicas:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.