Abraza la Noche
Bienvenidos a Abraza la noche. Para empezar nuestra aventura, regístrate, preséntate y participa de las actividades del foro dedicado a aquel divino placer: Leer

Psychotic Love

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Psychotic Love

Mensaje por Chrome el Lun Dic 20, 2010 2:39 am

Capitulo 1: Mi verdugo.

El día era nublado y gris, un chico recorrìa las calles con la mirada baja y en sus ojos habían unas cuantas lágrimas. Las gotas comenzaron a caer, ni siquiera le importo mojarse, su mente estaba en otro lugar.

-¿Allen?-una chica se paro frente a el-¿que haces aqui?...
-...Nada...solo caminaba...-respondió sin mirarla.

Ella era Angelina, su amor imposible, no importara por mucho que se armará de valor ni cuanto ensayase para declararsele, simplemente no podía hacerlo. Tenía seguro que era solo un amor adolescente, que se le pasaría con el tiempo.

-No deberías estar aqui-le dijo Angelina.
-Lo sé, me ire a casa inmediatamente-en cuanto termino de decir eso salio corriendo.

La gente no lo miraba, era completamente invisible para ellos. Llego a su casa, su madre había dejado una nota de que llegaría tarde, en verdad lo que menos quería era estar solo. Pero nada podía hacer por si mismo en los momentos en que sentía así. Quería que su enamoramiento se fuera, no queria seguir sufriendo de esa manera por no poder declararse.

-Eso no va a pasar...esto es una obsesión total por ella...-se dijo a si mismo mientras se acostaba en su cama. Tapo su cabeza con una almohada, como siempre, iba a pensar en ella.

Se escuchaba el ruido de la lluvia caer, cada vez más fuerte, eso le volvía loco. Odiaba la lluvia.

-¡Deten la lluvia!-gritó-¡Angelina detenla! ¡Me vuelvo loco!

Al día siguiente era el tipico día de escuela, curiosamente estaba el sol a todo lo que da, no parecía ser invierno, incluso hacía un poco de calor. Allí estaba ella, saludandolo desde la entrada del edificio, se sintió un poco feliz de verla a la misma vez sentía un odio correr por sus venas.

-¡Allen!-gritó ella acercandose y dandole un abrazo.
-Hola-respondió sonriendo.

El día paso de los más normal posible, ella era su mejor amiga, siempre la había tenido en las buenas y en las malas. Recordaba que cuando era niño le decía que quería casarse con ella y hacer una familia, ella respondía que quería lo mismo. Ese inocente amor de niños se había convertido en una obsesión de su parte, ella simplemente había olvidado esos momentos en que se decían que serían esposos.

Estaba en su casa viendose al espejo, a veces ''el'' le hablaba, aunque fuera solo para regañarlo o gritarle.

-¡Eres un estupido!-finalmente apareció.
-Lo sé...-respondió.
-¿Sabes que se hace cuando uno es estupido?-preguntó poniendo una sonrisa maniaca.
-Si, si se y ya te dije que no lo hare...-siempre ''el'' le recomendaba que se cortará los brazos, pero Allen lo consideraba una tontería.

El tiempo pasaba, los dos chicos crecían. Finalmente se graduaron de la preparatoria, por azares del destino terminaron viviendo juntos, pues desde pequeños habían estado juntos, había sido una idea de Angelina y el no podía decirle que no.

-Allen...¿te gusta que estemos juntos?-esa pregunta era como una estaca en su corazón, no era la forma en que quería estar con ella.
-Claro que si-mentía en cierta forma, pero a la vez decía la verdad.

Era de noche y no dejaba de girar en su cama, en la otra habitación estaba Angelina durmiendo, podría ir y decirle lo que sentía. Pero a su mente llegaban ideas de que ella no le quería de la misma forma que el.

-¡Vamos! ¡hazlo! ¡Hazla tuya!...admite que quieres verla llorar y consolarla después...-esa voz en su cabeza no le dejaba en paz.
-¿En serio lloraria?-preguntó.
-Claro...luego podrías consolarla...

Lo convenció. Caminó a la habitación de Angelina, entró y estaba dormida. Se veía como un ángel, hermosa y frágil. Sintió un leve dolor de cabeza, no le importo de todas formas y se puso encima de ella.

Angelina POV:
Abrí los ojos porque sentí que me veían. Allen estaba encima mìo, no me atreví a hablar, estaba algo shockeada por como lo encontre, ¿que hacía?. Me miró por unos momentos y luego me besó. El beso se volvía cada vez más intenso, metía su lengua a mi boca y comenzaba a manosearme. En ese momento comprendí que me iba a pasar. Tampoco hice nada. Tenía miedo.

Allen POV:
Me siento miserable por esto que haré, no quería lastimarla así...Pero es la única manera en la que pueda tenerla...Me odio, después de esto nada volverá a ser igual entre nosotros.

Capitulo 2: Espejismos de ¿amor?

Era de día, los pájaros cantaban y era hermoso el cielo despejado y sin probabilidad de lluvia. La miró, estaba sentada en la cama abrazando a sus piernas, tenía la mirada perdida y los ojos rojos.

-…Ann…-solo alcanzo a decir eso.
-No quiero hablar ahora-le respondió cortantemente.

Era la primera vez que escuchaba ese tono en ella, se sintió mal por lo que había hecho pero ya no había marcha atrás, ya estaba decidido.

-No voy a decirte que lo siento-dijo-porque en verdad no es así, no lo siento, no siento haber hecho eso que tanto quería contigo. No pido tu perdón ni nada…
-Que bien, no pensaba dártelo de todos modos-seguía ese tono de frialdad en su voz.

‘’Angelina Pov’s:
Mi voz es fría, no puedo soportar hablarle así. Por mucho que me haya hecho, sigo viéndolo como mi mejor amigo; el que siempre estuvo allí para mí.
Tal vez es que nunca habíamos tenido una pelea, de repente una violación no es algo bueno para comenzar una vida ‘’juntos’’. Pero ya no importa nada, estoy asustada y probablemente acabada, no puedo dejarlo porque siento que hará una tontería si le digo algo. Podré soportarlo un tiempo, lo sé.
End Pov’s Angelina’’

Abrazó a Angelina, estaba fría como era invierno no era extraño. Ella simplemente se acomodo en el, si bien no quería recibir amor de su ‘’amigo’’ en esos momentos por obvias razones, no quedaba más que dejarlo hacerle lo que quisiera.

-Te amo Ann-la abrazó más fuerte-, por favor quédate conmigo e intentemos ser felices, sé que lo que te hice no tiene perdón. Como ya te dije no te lo pido, solo que…hagamos algo por nuestra felicidad…
-Mi felicidad no está aquí…-su voz cambio un poco-pero continuare contigo esto…solo por un motivo…
-¿A si? ¿Cuál motivo?-le preguntó.
-Que se que harás una tontería si no lo hago…continuemos fingiendo que todo esta bien y puede…nos acostumbremos a eso.

Era una oferta tentadora, pero pensaba que ella no sería feliz y todo sería fingido. No sería amor, pero tal vez sería algo parecido.

-‘’A mi corazón no puedo mentirle’’-pensó Allen.
-‘’No permitiré que esto me venza…’’-pensó ella también.

¿Fingir que todo esta bien? Eso no suena con mucha lógica ¿Por qué hacerlo?
Probablemente porque ambos estaban un poco locos, ambos sentían que estaban obligados a estar con el otro, a pesar de que no estuviera bien. Sufrirían mucho, pero estaban dispuestos a hacer por la ‘’felicidad’’.

-Feliz cumpleaños…no podré estar allí…en cuerpo pero en espíritu si-ese día era su cumpleaños.
-Gracias Allen…-pronunció y se quedo dormida.
Pasaron las horas y Angelina no despertaba, pensó que tal vez no estaba bien o se había desmayado.

-Que importa-esa voz de su yo interno le molestaba de nuevo-esta en nuestro poder.
-‘’Cállate, no tengo ganas de hablar contigo’’-se dijo mentalmente.
-Bien, no hables, solo escucha-la voz sonaba cada vez más maniática-, no finjas que no quieres eso ¡A ti solo te importa que ella este aquí! ¡No mientas de tu verdadera naturaleza!
-‘’Largo de aquí, no sé como apareciste’’-se agarró la cabeza intentando que dejará de hablar.
-Me cree gracias a ella y a tus deseos insanos…ella es la culpable-y la voz se fue de allí.

Miró a Angelina de nuevo, se veía igual que esa noche. Se le acercó y ella despertó, le miró sin una expresión en el rostro.

‘’Allen Pov’s:
Veo algo en sus ojos, no es terror, no es odio…es como si viera muchos cristales rotos, era su alma, estaba seguro de eso. Solté un golpe hacía ella, quedo inconsciente y le salía un poco de sangre de la boca. Mi alma esta pudriéndose y la de ella esta quebrándose. ’’

-------------------------------------------------

Habían pasado otras cuantas horas, Angelina ya estaba despierta. Estaban desayunando, no emitían sonido alguno ninguno de los dos.

-… ¿Sabes? En otras circunstancias estaríamos riéndonos ahora-el joven tenía razón, pero esa no era la situación adecuada.

Simplemente Ann no contestó a nada de lo que el le dijo, estaba algo concentrada en su comida, era la única forma de poder sobreponerse a todo lo que apenas comenzaba.
Su madre había sido victima de violencia en el noviazgo, ahora a ella también le pasaba, recordaba que su madre le decía que no dejará que nadie la golpeará nunca y que no necesitaba un hombre para estar completa, ese no era su caso pues no estaba con él para sentirse completa, si no para evitar que se quitará la vida o algo, sabía que ella era importante para que su poca estabilidad psicología siguiera un poco estable.

-‘’Siento decepcionarte madre’’-pensó y se dio cuenta de un cuchillo en la mesa que parecía que le hacía ojitos de ‘’tómame, tómame’’.
-¿Qué piensas hacer?...no lo hagas…-le habló con toda la calma que podía, siempre consideró tonto el cortarse los brazos y eso.
-Tengo una buena explicación…

Se quedaron en silencio, eso le dio a entender que explicará su supuesta explicación, aunque no iba a convencerlo de que era algo bueno.

-Cuando te cortas liberas endorfinas, que son las encargadas de dar placer a la gente, eso hace subir la adrenalina del cuerpo y se genera el placer, sirve para distraerse-le dijo mientras tomaba el cuchillo y lo miraba.
-¿En serio?-era fácil de convencer.
-Si, totalmente-le dio el cuchillo y subió la manga de su chamarra-hazlo tú primero y después yo.

Acercó el cuchillo al brazo de Angelina. Hizo un corte no muy profundo pero si salía demasiada sangre, no sabía que tanto había hecho, nunca estuvo en una situación así.

-Eso…se siente bien…-su voz era un tanto ¿orgamisca? Eso le pareció a el.
-Quiero probar-soltó el cuchillo y lo tomo Angelina.

Ella también hizo otro corte, era igual al que le hizo el, no muy profundo.

-Arde…-ardía el corte.
-Ahora lo arreglo-le dijo y alzó el brazo de Allen, lo lamió en el lugar de donde había sangre.

Allen dio un pequeño suspiro de excitación, ella seguía lamiéndole el brazo. La apartó de su brazo porque no quería volver a hacer algo ‘’tonto’’.

-Ya estoy bien…-se bajo las mangas y volteó a otro lugar.
-No lo estas…ninguno de nosotros lo esta…-sonrió con tristeza.

Hubo un largo e incomodo silencio entre ellos. Nadie quería hablar ahora.

-Quiero decirte que… ¡eres un idiota!-eso le dolió en el alma, hasta lo más profundo.

Se acercó y lloró, los dos se abrazaron y ella comenzó a decir cosas que seguían doliéndole a los dos. Se quedaron así por mucho tiempo, tratando de desconectarse de la realidad.
avatar
Chrome

Femenino Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 20/12/2010
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.